Pablo Chiapella a tumba abierta en El Hormiguero se ríe de sí mismo

El actor de La que se avecina ha sido el último invitado del programa y ha contado algunas anécdotas muy divertidas de su pasado

El Hormiguero ha contado con un invitado durante su última emisión, se trata de Pablo Chiapella. El actor ha dejado a todo el mundo muy impresionado con una de sus anécdotas del pasado. El invitado ha contado un suceso que le ocurrió cuando era pequeño.

El actor ha confesado a Pablo Motos una anécdota que le sucedió cuando era pequeño. Pablo ha comentado que durante toda su infancia tuvo un mascota imaginaria que le acompañaba a todas partes. Se trataba de un ovillo de lana al que incluso llegó a ponerle nombre.

El Hormiguero
El Hormiguero cuenta con Pablo Chiapella

El Hormiguero desvela anécdotas de Pablo Chiapella

El actor iba con su mascota imaginaria a todas partes. Por supuesto, no dudaba en presentársela a todo el mundo, ya que era su compañero en todo momento. Se trataba de un animal prodigioso que su padre le había traído de Arabía Saudí, o así es como él lo veía.

Como esta mascota imaginaria le acompañaba a todas partes. No dudaba en ponerle tanto comida como agua, ya que él lo cuidaba como si fuera una mascota real. Esta no es solo una de las anécdotas de su pasado, ya que el presentador ha indagado sobre el mote huevos rojos.

Pablo Chiapella
Pablo Chiapella desvela su pasado en El Hormiguero

Las curiosidades de la infancia del actor

Pablo Chiapella, tras la insistencia de Pablo Moto, ha contado el motivo por el cuál le llamaban huevos rojos. El actor ha contado que durante una época lo llamaron así, porque un vecino suyo fue a su casa y su madre le enseñó una foto suya de bebé. El vecino contó que en la foto le había visto sus partes íntimas muy rojas.

Por lo que no lo dudó y lo contó en el colegio y todo el mundo comenzó a llamarle huevos rojos. El actor no ha tenido problemas en contar algunas de las anécdotas más divertidas de su infancia. Los espectadores se han quedado fascinados con sus momentos más divertidos.

Mask Singer