Los profundos cambios en RTVE se llevan por delante a Lorenzo Milá

La cadena pública varía el destino de sus periodistas internacionales tras la crisis sanitaria

RTVE está llevando a cabo una profunda reestructuración de su plantilla. Y lo está haciendo desde algunos de los presentadores más ilustres hasta los corresponsales repartidos por diferentes ciudades del mundo. Entre ellos, destaca el nombre de Lorenzo Milá, que perderá su puesto como corresponsal en Roma.

Con motivo de la finalización de los contratos de los corresponsales internacionales, RTVE ha decidido variar el destino de muchos ellos. Es el caso de Lorenzó Milá, Almudena Ariza o Ana Belén Lorente, que tendrán que abandonar su lugar de residencia durante los últimos cinco años y esperar un nuevo destino.

Lorenzo Milá

Efecto dominó en RTVE

Todo esto ha provocado que los actuales corresponsales de RTVE tengan que desplazarse a un nuevo destino. De este modo, Ana Belén Lorente podría sustituir a José Ramón Patterson en Bruselas tras un periplo en Lisboa. Pero no será los únicos que verán alterados sus destinos a causa de la decisión de RTVE.

De la misma forma, Almudena Ariza sería la elegida para sustituir a Miguel Ángel Idígoras en París. De esta forma, Almudena Ariza, que fue encargada de importantes ciudades como Pekín y Nueva York, dejaría una vacante disponible en París, que habría sido destinada para Mavi Doñate, que estaba destinada en Asia.

Asimismo, Lorenzó Milá también perdería su puesto en Roma, que pasaría a manos de Begoña Alegría, que hasta entonces había sido directora de Informativos de TVE. Sin embargo, algo que podría ser totalmente normal, ha sido entendido por muchos como una forma de acabar la polémica suscitada en torno a la figura de Lorenzo Milá.

Lorenzo Milá

Las polémicas declaraciones de Lorenzo Milá al comienzo de la pandemia

El pasado mes de febrero, cuando aún la pandemia no había perjudicado gravemente a España, Lorenzo Milá se encontraba en Italia informando sobre la grave situación que vivía el país transalpino. No obstante, sus palabras transmitieron una tranquilidad que no era acorde a lo que se aproximaba.

En aquel momento, Lorenzo Milá catalogó al coronavirus como un nuevo tipo de gripe que había causado un gran alarmismo en la población. No obstante, el tiempo acabó demostrando que el virus contaba con un alto índice de letalidad, cebándose especialmente con países como Italia y España.

Rocío Carrasco

Deja un comentario