Los Gipsy Kings hunden fama de Noemi con ridículo televisivo

El nuevo programa de Cuatro ha estado cargado de sorpresas, incluso hemos podido ver una nueva aventura de las pijitanas

La última temporada de Los Gipsy Kings está dando mucho de qué hablar, sobre todo la última aventura de Noemi con sus invitadas, Alba Carrillo y Estela Grande. Las Pijitanas han vuelto a ser las grandes protagonistas de la emisión. Las tres amigan han vivido una desastrosa aventura en barco.

Al final la aventura, ha terminado con Noemi vomitando en el barco, ya que no ha aguantado la experiencia. El programa les ha planteado una nueva experiencia, convertirse en embajadores del municipio gallego de Cedeira. Para ello, tenían que vivir un fin de semana de lujo para promocionar la localidad en redes sociales.

Noemi
Noemí y su aventura en Los Gipsy Kings. Foto: redes

La peor experiencia de Noemí en Los Gipsy Kings

Las chicas del programa no lo han dudado ni un momento y han aceptado la experiencia. En un primer momento, iban muy felices ya que iban a viajar en un yate de lujo en busca del mejor marisco, pero las cosas no han salido para nada como esperaban en un principio.

Cuando llegaron al puerto, no se encontraron con un yate, se toparon con un pequeño barco de mariscadores. Al parecer, no era para nada lo que les habían comentado. Su sueño de navegación parecía desaparecer, de hecho al subirse al barco comenzaron a marearse.

Los Gipsy Kings
Los Gipsy Kings muestras una cara diferente de Noemí. Foto: redes

Las marineras sufren un pequeño percance

Noemi comenzó a sentirse muy mal y la tripulación se dio cuenta de que la aventura estaba siendo un auténtico desastre, ya que les impidió hacer su trabajo, puesto que solo tenían que hacer fotos y promocionar la zona. Las chicas no pudieron hacer nada de eso, de lo mal que se sentían.

Una vez que se fueron recuperando, pensaban que todo iría mejor y así fue finalmente, ya que irían a comer lo que habían capturado. El encargado de preparar la comida fue el cocinero Jojó, que además les mostró algunas lecciones culinarias, pero ellas no podían evitar fijarse en él.

Rocío Carrasco