Joaquín Abenza visita Cuarto Milenio para desmontar fenómenos paranormales

El programa de Iker Jiménez cuenta con un colaboradora que analiza una serie de psicofonías

El programa de Iker Jiménez se ha convertido en una de los más misteriosos de la cadena de Mediaset, en una de sus últimas emisiones Cuarto Milenio ha contado con Joaquín Abenza. El colaborador ha analizado una serie de psicofonías centrándose especialmente en la parapsicología científica.

El experto se ha convertido en uno de los mejores colaboradores del programa, que sobre todo su investigación se relaciona con la región de Murcia. El investigador siempre ha hecho investigaciones sobre uno de los misterios que más llama la atención a los espectadores, la parapsicología científica.

Joaquín abenza cuarto milenio
Iker Jiménez analiza psicofonías

Joaquín Abenza desmonta mitos en Cuarto Milenio

La investigación se ha centrado en el paso a paso de cómo vivieron los expertos esta situación. Mientras que Joaquín trataba de buscar contacto, el resto del equipo, pudo escuchar una serie de ruidos de procedencia desconocida que parecían hacer todo lo posible para así, poder interactuar con el experto.

El equipo se dio cuenta de que algo extraño estaba sucediendo ya que escucharon continuos golpes. El origen de este ruido no se sabe, por lo que el equipo del programa trató de seguir investigando y analizar en profundidad esta cuestión, que ha llamado mucho la atención a los espectadores.

Los misterios más oscuros contados en el programa

El presentador del programa siempre está tratando de mostrar a su audiencia los temas más espeluznantes. Los espectadores recurren a las redes sociales para comentar cada detalle y así analizar cada segundo que podemos ver en el programa, en esta ocasión nos hemos topado con una terrorífica voz .

En 2017 el equipo de “El Último Peldaño” grabó varias voces inexplicables que parecían reaccionar a lo que ocurría en el palacio. Fue también este año cuando Joaquín y su equipo realizaron una investigación previa en la que pudieron registrar la voz infantil de una niña.

Rocío Carrasco