Jairo Alonso el peluquero novio de Díaz Ayuso se esconde en las redes

La pareja de la presidenta de la Comunidad de Madrid enloquece las redes sociales al salir a la luz un hecho que ha provocado multitud de comentarios

Recientemente, hemos podido ver en redes sociales como se ha creado una polémica en la que se habla de la pareja sentimental de Díaz Ayuso, Jairo Alonso. Después de todo lo acontecido en Madrid por su cierre debido a la crisis sanitaria, la pareja de la presidenta de la Comunidad de Madrid restringe sus mensajes en Twitter.

Jairo Alonso es la pareja sentimental de Isabel Díaz Ayuso, la actual presidenta de la Comunidad de Madrid. Ahora mismo, es su mayor apoyo en todos los sentidos, tanto personal como profesional. Actualmente no lo está pasando nada bien con la gestión de la crisis sanitaria en Madrid.

Díaz Aysuo
La pareja de Díaz Ayuso

El mayor apoyo de Díaz Ayuso

La pareja de la presidenta trabaja como estilista y peluquero, desde que tenía la edad de 16 años. Durante un tiempo fue el responsable de Comunicación y Marketing en la cadena de peluquería Rizo’s. En la actualidad tiene la misma profesión pero en un restaurante llamado Shukran Group.

La pareja lleva desde al año 2016 juntos, se conocieron desde que eran unos niños, pero hasta que la presidenta no se divorció con su marido no comenzaron una relación sentimental. Actualmente están más unidos que nunca y podemos ver como son dos grandes apoyos.

Díaz Ayuso
El apoyo de Díaz Ayuso

El peor momento de la presidenta

Como ya sabemos, la gestión de la crisis sanitaria no está siendo nada fácil para la presidenta de la Comunidad de Madrid, ya que está teniendo muchos problemas y los contagios de coronavirus se están disparando, ante la dificultad de decisiones entre los político Madrid se encuentra en Estado de Alarma.

Por lo que Ayuso, ha necesitado del apoyo de su pareja ante todo lo ocurrido y él ha decidido por el momento bloquear sus mensajes en su cuenta social de Twitter. Este hecho ha enloquecido a las redes sociales, que no han podido parar de comentarlo en debates.

Irene Rosales