Giro de Iker Jiménez en Cuarto Milenio enciende las alarmas con la contaminación

El programa del presentador Iker Jiménez ha lanzado una nueva emisión cargada de contenido

Cuarto Milenio, presentado por Iker Jiménez, ha lanzado una nueva emisión en la que se ha centrado en diferentes temas, entre uno de los más comentados en redes sociales destacamos la contaminación de Londres en el año 1952. El presentador ha contado con diferentes colaboradores para hablar sobre este tema.

El programa comenzó analizando la contaminación peligrosa, teniendo en cuenta los terribles sucesos que han tenido lugar en diferentes puntos del mundo. El 3 de diciembre de 1930 los habitantes del río Mosa, en Bélgica, comenzaron a sentir tos, irritación y náuseas, todo provocado por una extraña niebla que había a su alrededor.

cuarto Milenio
Cuarto Milenio analiza la contaminación. Foto: redes

Cuarto Milenio analiza la contaminación en diferentes puntos del mundo

El extraño suceso que tuvo lugar en Bélgica, se produjo por la contaminación de las fábricas del valle y una combinación con una inversión de temperatura. La inversión térmica puede llevar a que la contaminación aérea, como el smog o la calima quede atrapada cerca del suelo y esto podría ser devastador.

Por otra parte, en el año 1948, las comunidades de Donora y Webster, en Pensilvania, pasaron por una situación similar, ya que se vieron afectadas por una extraña niebla tóxica, también fruto de la contaminación. Han sido muchos puntos en el mundo, que ha tenido que vivir este pasado aterrador de la contaminación.

contaminación
La contaminación atrapa todas las miradas de los espectadores. Foto. redes

El caso de Londres provocó muchas muertes

En Londres, durante el 5 y el 9 de diciembre del año 1952 se produjo una espesa niebla que alarmó a toda la población, ya que estaba causada por la contaminación. Esta extraña circunstancia acabó con la vida de miles de personas que no sabían que era lo que estaba sucediendo en Londres.

En el año 1952, los londinenses usaban un carbón de baja calidad, rico en azufre, que agravó mucho el problema de la contaminación. La Gran Niebla provocó que un total de 12.000 londinenses perdieran la vida y además, dejó enfermos a un total de 100.000 personas, fue una situación terrible para los habitantes.

Rocío Carrasco