Comensal cateto en First Dates saca de quicio a su cita con obsesión fatal

La pareja tuvo varios momentos incómodos a lo largo de la cena que hicieron imposible que saliera adelante

First Dates, el programa que se ha popularizado entre el público de la cadena de Cuatro, tuvo en esta nueva entrega una particular cita que no terminó siendo lo que la pareja tenía por buscar, especialmente en el caso de ella, de Natalia, que se vio tremendamente decepcionada por la actitud de lo que le esperó en la velada.

Hablamos de los comensales de Antonio y Natalia, pero lo cierto es que esta vez Cupido se olvidó sus flechas porque realmente no tuvo mucha fortuna. Así, vemos que ella fue la primera en llegar, y ya con el presentador se le notó que no se conformaba con cualquiera, por lo que o Antonio era una perita en dulce y saldría algo bueno de ahí… o no habría donde rascar.

La extremada pasión de Antonio obnubiló por completo su cita

Y fue precisamente esto último lo que causó sensación entre los espectadores, y que más llamó la atención de la propia Natalia. Mientras, llegó Antonio que no evitar hablar de su pasión: “Las motos son mi vida, es lo que más me gusta. Soy de Marc Márquez“. Y añadió que “me han rechazado poco y mi arma de seducción es el pico, hablo mucho con las niñas”, dijo.

Pero esta pasión de Antonio fue lo que hizo que la sevillana, que es esteticista de profesión, empezara ya por cansarle, ya que su cita no paraba de hablar de las motos. ¿Te gustan las motos? Menos mal que no eres de Rossi. Yo soy de Marc Márquez”, aseguraba él. “Veo que te gustan las motos tela. Es de lo único que hablas. Ya es la cuarta o quinta vez que me lo dices”, contestó Natalia.

“Veo que te gustan las motos tela. Es de lo único que hablas. Ya es la cuarta o quinta vez que me lo dices”

Natalia

Añadiendo que a ella no le gustan porque tuvo un accidente que le dejó sin parte de su visión: “Yo con mi coche y se acabó”. Posteriormente, la andaluza marchó al baño y dejó solo a su acompañante, quien lamentó que no era motera ni fan de Márquez: “Me han traído a un cateto de campo cordobés. No sabe más que hablarme de motos. Es muy simpático el muchacho, pero vaya despróposito”, dijo.

Los celos de él profundizaron más aún las diferencias

Yes que Natalia quería conocer a una persona alta, eso era casi lo más importante, por eso Antonio es alto, pero a ella no le ha gustado mucho. Dejando un poco de lado el tema de las motos, el centro para él, han podido hablar de las parejas que tuvieron, con la sorpresa de que ella ha estado con más de 30 hombres, como confesó. “Lo veo una cosa exagerada”, ha asegurado el jornalero.

Pero lo peor llegó al final, ya que luego de que Sobera pusiera un poco de música para bailar, ella lo hizo con que Matías Roure, sintiéndose algo celoso por ello: “He venido a conocer a una chica y ella solo venía a verle”, explicó. La decisión final no fue otra que un no rotundo para ella, debido a ala la falta de conexión y sus diferentes personalidades. “No tenemos nada en común. Yo busco otro tipo de chico”, cerró Natalia.

Rocío Carrasco

Deja un comentario