30 monedas transforma al padre Vergara para conquistar Pedraza

La nueva producción de HBO cuenta con un nuevo capítulo en el que conoceremos más novedades sobre la misteriosa trama

30 monedas estrena cada domingo un capítulo nuevo en el que podemos ver más novedades sobre la misteriosa trama del padre Vergara. En el último capítulo, pudimos ver como desde un espejo maldito salió una copia exacta del cura del pueblo que conquistó a toda Pedraza.

Con esta decisión, los espectadores tienen que esperar una semana para ir viendo qué es lo que ocurre en el pueblo de Predraza. El tercer capítulo ha tenido como protagonista a Elena, la veterinaria del pueblo. En esta ocasión, un espejo inesperado ha atrapado todas las miradas.

30 monedas
30 monedas suplanta al padre Vergara. Foto: redes

El espejo maldito que suplantó la identidad del padre Vergara en 30 monedas

El padre Vergara acudió a la casa en la que se vio cómo un espejo maldito tenía doble fondo, ya que transmitía imágenes de objetos que no estaban realmente. Se trata de una imagen paralela detrás del espejo. Esto conmocionó tanto al alcalde Paco como a Elena.

El cura del pueblo fue atrapado tras el espejo. En estos momentos, fue cuando Paco y Elena descubrieron toda la verdad y decidieron ir a buscar al padre Vergara. Ya que su doble, que también había traspasado el espejo, se encontraba en el pueblo de Pedraza engañando a todos los habitantes.

Elena tira la moneda

Después de recuperar al verdadero padre Vergara y poner fin a esta terrible e inquietante para de la historia. Elena volvía a casa, pero decidió pararse por el camino. El trauma que le había causado que todos los vecinos invadieran su clínica veterinaria por engaño del imitador del padre Vergara, le hizo tomar una decisión.

Elena no se lo pensó dos veces y lanzó la moneda al vacío, para olvidarse para siempre de ese objeto. En el próximo capítulo, las emociones estarán a flor de piel. Se trata de una serie que siempre puede sorprendernos, puesto que cada domingo nos muestra una trama totalmente diferente.

Rocío Carrasco