Cristina Pedroche planta cara a los tópicos con cambios bruscos de humor